Cosas básicas a saber sobre los implantes dentales

/ / Cosas básicas a saber sobre los implantes dentales
Implantes dentales
Aunque siempre se apuesta por conservar los dientes naturales, lo cierto es que no siempre es posible, de ahí que cada vez los tratamientos de implantes dentales estén adquiriendo una mayor fuerza.
Sin embargo, no todos los pacientes que acuden a consulta son candidatos al tratamiento con implantes. Los pacientes diabéticos no controlados, con cardiopatías, problemas psiquiátricos o con una mala salud bucodental no son susceptibles de poder recibir este tipo de tratamientos.
Consideraciones a tener en cuenta antes de realizar un tratamiento de implantes
Una de las cosas a tener en cuenta antes de someterse a un tratamiento de implantes dentales es que las encías deben estar completamente sanas.
Si has perdido los dientes por una enfermedad periodontal, antes de someterte a un tratamiento de implantes, tu dentista deberá tener controlada la enfermedad, eliminando las bacterias presentes en la boca.
Cabe recordar que la periodontitis es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar periimplantitis, por lo que antes de colocar un implantes, la boca debe estar sana y libre de infecciones.
El tipo de implante y la individualización, las claves del éxito
Si estás pensando en someterte a un tratamiento de implantes dentales quizás hayas observado que los precios son muy variados de una clínica odontológica a otra pero, ¿por qué?
Según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) , el material con el que están hechos los implantes son uno de los motivos de la gran variedad de precios que existen en el mercado. La gran mayoría están hechos de titanio, sin embargo ahora han empezado a surgir los implantes de zirconio.
Sean del material que sean, los implantes deben cumplir los criterios de calidad de la Unión Europea y contar con respaldo sanitario. Además, tu dentista también deberá informarte debidamente sobre los motivos por los que ha elegido un determinado tipo de implante para tu caso.
Y es que según el paciente existen unas necesidades u otras, algo que también se ve reflejado en el precio. Hay pacientes que necesitan someterse a cirugías regenerativas para poder utilizar implantes mientras que otros no, algo que provoca que la intervención sea mucho más sencilla en el caso de estos últimos.
Sea como fuese, la clave del éxito en este tipo de tratamiento depende de la individualización a la hora de escoger el tipo de implantes pero también a la hora de abordar el tratamiento y la posterior recuperación.
¿Qué es la periimplantitis?
Una vez que el implante se integre en el hueso, hay que mantener una buena higiene bucodental para evitar otros riesgos que puedan desencadenar en una periimplantitis, es decir, en una inflamación alrededor del implante.
A pesar de que los implantes dentales están pensados para que puedan durar toda la vida, lo cierto es que su durabilidad depende de las condiciones de salud del paciente, por eso se le exige a este que siga cuidando su dentadura tras la cirugía.
Para evitar la temida periimplantitis es necesario adquirir una rutina de higiene diaria y acudir a las revisiones periódicas marcadas por el dentista para poder detectar posibles anomalías y solucionarlas a tiempo.
Generalmente, los problemas que puedan surgir tras el tratamiento de implantes se deben a una inflamación alrededor del implante donde no hay signos de pérdida ósea. El sangrado o el aumento en la profundidad del surco suelen ser algunos de los principales síntomas que nos alertan de que algo no va bien.
Si no decidimos solucionar estos problemas, poco a poco se irá produciendo una pérdida de hueso alrededor del implante, lo que conducirá a una periimplantitis. Los 3 factores de riesgo que elevan la probabilidad de desarrollar una enfermedad periimplantaria son:
  • Una mala higiene oral. El riesgo de periimplantitis en aquellos pacientes con mala higiene oral es 4 veces mayor
  • Tabaquismo. El consumo habitual de tabaco no sólo influye en el éxito de integración del implante, sino que aumenta por 2,25 el riesgo de sufrir periimplantitis con respecto a los pacientes no fumadores
  • Historia de periodontitis. En caso de no controlarse la enfermedad periodontal es muy probable que se vuelva a repetir la pérdida de hueso
Recuerda que acudir a un dentista de confianza que trabaje con implantes de calidad y mantener una buena higiene dental es clave para que el tratamiento de implantes dentales sea exitoso.
SUBIR