Cuidados bucodentales en pacientes con Parkinson

/ / Cuidados bucodentales en pacientes con Parkinson

La enfermedad de Parkinson, llamada así por James Parkinson, el doctor que la describió por primera vez en 1817, es una patología que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar la actividad, el tono muscular y los movimientos. Los pacientes que sufren esta enfermedad, necesitan un cuidado especial en todos los ámbitos, también en la salud oral.  Con motivo del Día Mundial del Parkinson, queremos insistir en la importancia de conocer esta patología y concienciar sobre la atención especial que requiere en la clínica dental.

¿Cómo afecta el Parkinson a la salud bucodental?

Una de las principales consecuencias es que las personas con Parkinson sufren dolor en la mandíbula, especialmente en la mañana, y se relaciona con el apretamiento de los dientes durante la noche.

Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de rigidez muscular y espasmos, que pueden afectar a los músculos de la mandíbula. Estos factores provocan que la mandíbula se cierre en forma de abrazadera, lo que puede causar que los dientes se desgasten con el tiempo o incluso se rompan. También provoca heridas en la boca.

En los pacientes de edad avanzada, los que sufren esta patología con mayor incidencia, también puede afectar a la colocación de prótesis removibles, ya que la rigidez de los músculos faciales puede comprometer la estabilidad de la prótesis.

Consejos para un adecuado cuidado de la salud oral en pacientes con Parkinson

Las prótesis removibles o dentaduras postizas pueden representar un peligro cuando son parciales ya que, debido a los movimientos involuntarios pueden tragarse accidentalmente. También las prótesis completas pueden caerse con mayor facilidad e impedir una funcionalidad completa. Para evitarlo, es importante acudir con frecuencia a revisión con tu dentista de confianza, que ajustará las prótesis y te ofrecerá la mejor solución.

La medicación prescrita para los pacientes con enfermedad de Parkinson puede causar xerostomía, conocida también como síndrome de boca seca. La falta de producción de saliva puede aumentar el riesgo de caries y de infecciones por hongos, por lo que se debe controlar la hidratación y favorecer el correcto Ph de la boca.

Por último, la ansiedad que provoca la imposibilidad de controlar los movimientos es determinante en la consulta dental con pacientes con Parkinson. Para ello, la clínica debe otorgar un ambiente relajado que ofrezca bienestar y seguridad al paciente, entendiendo sus características especiales.

Si tienes algún familiar con Parkinson, recuerda la importancia de controlar su salud bucodental. Para ello, acude a un dentista de confianza.


SUBIR
Translate »