Prevención de la caries dental

/ / Prevención de la caries dental

La caries dental es una enfermedad multifactorial y muy frecuente, prevenible con medidas cuya efectividad y eficiencia están científicamente probadas. La evolución de esta patología tiene un impacto importante sobre la salud general, y por tanto es fundamental llevar a cabo todo tipo de medidas preventivas.

Técnicamente, la caries consiste en una descalcificación del tejido dentario producida por la acidez de las bacterias que habitan en la placa bacteriana.

El abordaje actual de la caries, de acuerdo al balance entre criterios de riesgo y protectores, ha experimentado una evolución en el concepto del tratamiento. Se ha pasado de un enfoque restaurador a otro donde las medidas de prevención cobran especial importancia, pudiéndose así prevenir, tratar y revertir la caries con sencillez cuando ésta no ha aparecido aún o se observa de manera temprana.

Las 5 medidas más adecuadas para la prevención de la caries son:

  1. El cepillado dental exhaustivo 3 veces al día durante 2 minutos junto con cepillos interproximales y seda dental.
  2. Uso de una pasta fluorada de al menos 100 ppm.
  3. Visita al dentista cada 6 meses, como mínimo.
  4. Reducir el consumo de alimentos azucarados.
  5. Implementación de hábitos saludables.

La dieta juega un papel fundamental en la prevención y progresión de la caries, siendo especialmente importante tener en cuenta los patrones alimentarios de riesgo en niños y adolescentes, basados en el consumo frecuente de tentempiés, refrescos y otras bebidas azucaradas.

La aparición de la caries a menudo tiene un componente genético, además del factor ambiental, por ello es conveniente una mayor frecuencia en las visitas al dentista de confianza con objeto de trabajar en la prevención de esta enfermedad.

¡Sigue estos sencillos consejos minuciosamente y tendrás una boca sana y libre de caries!


SUBIR
Translate »