Salud oral y embarazo

/ / Salud oral y embarazo

El embarazo es una etapa de cambios fisiológicos en la mujer que afecta de la misma manera a la salud bucodental. Por ello, hoy detallaremos las pautas a seguir en el embarazo, su relación con las patologías bucodentales, y los hábitos para el recién nacido.

El objetivo más importante en la mujer embarazada es el establecimiento de un medio oral sano. Podremos obtenerlo con autocuidados para controlar el biofilm (cepillado, seda dental, flúor y colutorios) y con profilaxis profesional (limpieza dental). Por ello, es fundamental la prevención de las caries y de la gingivitis. La gingivitis del embarazo (inflamación y sangrado de las encías) es la patología más frecuente, debido a los cambios hormonales y vasculares y el acúmulo de placa bacteriana.

A continuación les explicamos cómo deben llevarse a cabo estos cuidados:

¿Cómo debo cuidar mi boca durante el embarazo?

  • Visite al dentista al menos una vez:
    • El momento ideal para una intervención odontológica es el segundo trimestre.
    • El dentista le dará los consejos necesarios para mantener su boca sana.
  • Mantenga una dieta sana:
    • Limite los alimentos azucarados y no pique entre horas.
    • Evite los zumos industriales y bebidas azucaradas.
    • Aumente la ingesta de frutas y verduras.
  • Cuide su boca meticulosamente:
    • Cepille sus dientes al menos 3 veces al día 2 minutos.
      • Insista más tiempo si sufre gingivitis del embarazo.
    • Use un cepillo suave para evitar náuseas.
    • Utilice pasta dentífrica fluorada.
    • Utilice seda dental.
  • En caso de náuseas y vómitos frecuentes:
    • Use colutorio fluorado diario.
    • Enjuáguese con agua después de cada vómito.
    • Tome fruta, vegetales , proteínas y productos lácteos.

¿Y después del parto?

  • Para la madre:
    • Mantenga su nivel de higiene bucodental
    • Limite el consumo de productos azucarados
    • No contamine la cuchara, el chupete o el biberón del bebé: su saliva contiene bacterias que se contagian
    • Lactancia materna: favorece el vínculo madre-hijo y el crecimiento óptimo de los maxilares del bebé
  • Para el bebé:
    • En torno a los 6 meses, le erupcionan los primeros dientes, límpieselos con una gasita o cepillo pediátrico suave sin pasta dentífrica.
    • Nunca deje al bebé acostado con el biberón.
    • Limite la dieta rica en azúcares y consuma alimentos sanos.
    • Pida cita con su dentista a partir del primer año.
    • Limite el uso del chupete para evitar maloclusiones futuras.

 

 


SUBIR
Translate »