A pesar de que no reemplaza el cepillado y el uso de hilo dental, el enjuague bucal tiene como principal beneficio el hecho de poder llegar a áreas a las que no se puede acceder fácilmente con el cepillo de dientes.
Desde la American Dental Association nos dan una serie de aspectos clave que debemos tener en cuenta:
-Hay dos tipos principales de enjuagues bucales: cosméticos y terapéuticos.
-Los enjuagues bucales terapéuticos están disponibles tanto de venta libre como con receta, según la formulación.
-Existen enjuagues bucales terapéuticos que ayudan a reducir o controlar la placa, la gingivitis, el mal aliento y las caries.
-Los niños menores de 6 años no deben usar enjuague bucal, a menos que lo indique un dentista, ya que pueden tragar grandes cantidades de líquido sin darse cuenta.
-En caso de ser suministrado por tu odontólogo, asegúrate de respetar las cantidades indicadas.