Según la American Association of Orthodontists, los odontólogos pueden diagnosticar y tratar la apnea obstructiva del sueño, e incluso pueden ser los primeros profesionales en reconocer los síntomas en adultos y niños.
En los casos en los que un médico crea que un paciente se beneficiaría al cambiar su posición de los dientes y las estructuras de soporte, un odontólogo sería el profesional más calificado para hacerlo.