/ Publicado en Igiene Dental
Sin duda, la población discapacitada es la más proclive a desarrollar enfermedades bucodentales. La falta de autonomía, provoca que estos pacientes presentan una higiene oral deficiente, con índices de placa bacteriana elevados.
Es por ello que su círculo más cercano debe volcarse con su higiene dental diaria para evitar posibles problemas bucodentales severos en la edad adulta.
Problemas dentales habituales en personas discapacitadas
Generalmente, las personas con alguna discapacidad tienen asociados diversos problemas bucodentales, ya sea por su estructura ósea o por el consumo de determinados alimentos.
El tipo de alimentación que suelen llevar, dieta blanda y rica en hidratos de carbono y azúcares refinados, hace que incremente la probabilidad de desarrollar caries y enfermedades periodontales, por eso se debe cuidar su dieta al máximo y cepillar sus dientes después de cada comida.
Las personas con parálisis cerebral, síndromes congénitos polimalformativos o con retraso mental severo también suelen experimentar maloclusiones dentarias, bruxismo e incontinencia salival, según afirma la Sociedad Española de Odontoestomatología para pacientes con necesidades especiales (SEOENE)
Los problemas más habituales según el tipo de discapacidad
Pero, ¿Qué problemas bucodentales son más proclives a desarrollar según los diferentes grados de discapacidad? Desde la SEOENE nos lo indican:
Personas con Síndrome de Down
Las personas con Síndrome de Down tienen mayor probabilidad de padecer enfermedades periodontales, aunque no haya una excesiva cantidad de placa y de sarro.
Para que esto no se produzca, es necesario realizarle al discapacitado una higiene oral a conciencia y llevarlo periódicamente al dentista para evitar la acumulación de placa bacteriana. Entre las enfermedades más habituales de las personas con Síndrome de Down destacan:
  • Las caries: se recomiendo el uso de hilo dental y el cepillado con pasta dental con flúor para prevenir el desarrollo de caries
  • Retraso en la erupción y erupción alterada: los dientes de leche y los definitivos suelen tardar más en salir. También es común que los dientes salgan en orden diferente.
  • Problemas con la mordida: el maxilar superior es más pequeño de lo habitual por lo que los dientes no encajan bien. La ortodoncia puede llegar a mejorar alguno de estos problemas
  • Lenguas grandes: la lengua es demasiado grande para la boca dificultando el habla
  • Dientes pequeños y agenesias: tienen los dientes más pequeños que la media y pueden llegar a tener agenesias
Personas con parálisis cerebral
Las personas con parálisis cerebral comparten problemas bucodentales similares a los de las personas con Síndrome de Down:
  • Retraso de la erupción de los dientes: los dientes de leche y los definitivos suelen salir antes o después de lo habitual
  • Caries: la dieta y las malposiciones dentarias favorecen al acúmulo de comida
  • Hipoplasias del esmalte: las personas con discapacidad mental son más propensas a desarrollar cambios a nivel de la estructura del esmalte llegando a producir manchas blancas en los dientes
  • Problemas en la posición de los dientes: es común encontrar patrones musculares y de crecimiento alterados que pueden condicionar una mala posición de los dientes
  • Babeo: surge como consecuencia de la dificultad de los paciente para deglutir
  • Bruxismo: esta situación puede ser controlada utilizando férulas de descarga para evitar el roce en los tejidos
  • Traumatismos dentales: los pacientes con parálisis cerebral tienen la motricidad alterada por lo que les es más fácil caer sin apoyar las manos
Personas con autismo
Aunque no hay estudios que demuestren que los paciente con TEA tienen en común alguna patología oral, lo cierto es que es más habitual que estos sufran caries dentales.
Para que se le ofrezca un mejor servicio a estos pacientes es necesario que su entorno más cercano le indique al dentista los problemas que presenta. De esta manera el profesional creará un clima mucho más cómodo para el paciente, pudiendo ofrecerle un mejor servicio.
Desde la clínica dental El Camisón queremos recordarte la importancia de llevar a este tipo de personas a un dentista que tenga conocimientos y experiencia en este campo, para que les puedan ofrecer el mejor servicio posible y acorde a sus necesidades.
Además, insistimos en la necesidad de que estos pacientes acuden cada poco tiempo al dentista para familiarizarse con el entorno y que su estancia en el dentista sea más agradable.