Recomendaciones en tiempos de Covid

/ / Recomendaciones en tiempos de Covid
Desde el pasado año, el Coronavirus SARS-CoV-2 forma parte de nuestro día a día. El lavado frecuente de manos, el uso de la mascarilla y mantener la distancia social son nuestro principales aliados a la hora de combatir el virus. Pese a todo, no podemos dejar a un lado nuestra salud oral, ya que las enfermedades bucodentales incrementan el riesgo de sufrir enfermedades sistémicas, tal y como asegura el Consejo de Dentistas de España
Enfermedades bucodentales tras el inicio de la pandemia
Además de esto, el coronavirus nos ha puesto en una tesitura que no favorece para nada a nuestra salud bucodental y que hace más importante, aún si cabe, la necesidad de acudir al dentista para una revisión.
Bruxismo, la principal consecuencia del nerviosismo
El no saber qué va a suceder mañana, el medio, la situación en general puede provocar cierta tensión. Generalmente, nuestro cuerpo aprovecha la noche, cuando nuestro sistema se relaja, para liberar la tensión, teniendo graves consecuencias en nuestra salud bucodental.
Dientes apretados, astillamientos, rechinamiento y dolor en la mandíbula son algunos de los síntomas que podrían indicar que sufres bruxismo.
Desde el Colegio de Odontólogos recomendamos acudir al dentista ante los primeros síntomas que suelen ser el dolor de cabeza y cuello, además del dolor de mandíbula.
Dolor en la articulación temporomandibular
A pesar de que el pico de la pandemia ya ha llegado a su fin, lo cierto es que muchas gente aún continúa teletrabajando. Las malas posturas que adoptamos cuando trabajamos desde casa hacen que los nervios del cuello y los músculos de los hombros se tensen, provocando cierto dolor o malestar en nuestra articulación temporomandibular, o ATM.
Además, el incremento de movimientos mandibulares para el mantenimiento de la mascarilla en posición y la modificación de las pautas respiratorias también ha provocado cierto dolor y disfunción en la articulación temporomandibular.
En caso de no subsanarse, este dolor podría acabar provocando molestias al masticar, chasquidos y ruidos al abrir y cerrar la boca, dolor cervical y sensación de presión en los oídos, entre otro tipo de molestias.
Rotura de dientes
El hecho de no salir tanto de casa y el incremento de casos de bruxismo, ha provocado un aumento en el número de personas que han sufrido alguna fractura dental, según ha informado la SEPA.
Además, al estar más nerviosos se ha notado un incremento de casos de bruxismo, algo que sin duda es muy perjudicial para nuestros dientes, ya que provoca que la mandíbula se tense y que nuestros dientes se astillen, un hecho que se ha dado sobre todo en menores de edad.
Aumento de la periodontitis
El hecho de que durante varios meses la gente no haya acudido a consulta, ha provocado un aumento de casos de periodontitis e incluso ha agravado muchos de ellos.
Un estudio reciente publicado por el Journal of Clinical Periodontology ha asegurado que la periodontitis está asociada significativamente con un mayor riesgo de complicaciones por Covid-19.
En concreto, en el estudio se asegura que las personas con esta enfermedad tienen 4,5 veces más probabilidades de necesitar ventilación asistida y aproximadamente 3,5 veces más posibilidades de ingresar en una UCI.
Tener una buena salud bucodental, y sobre todo periodontal, es importante para disminuir la carga bacteriana de nuestro aparato respiratorio. Una vez más, todo contribuye a intentar disminuir el riesgo o la gravedad de este tipo de enfermedades.
Una boca sana para prevenir el Coronavirus
Nuestra salud bucodental ha adquirido relevancia en el actual marco de pandemia de coronavirus. La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) recomienda que ahora, más que nunca, se deben reforzar los hábitos de higiene bucodental y las medidas de seguridad en la clínica dental.
Por eso, ahora es más necesario que nunca retomar los todos los tratamientos que habíamos iniciado antes de la pandemia y también acudir a nuestro odontólogo de confianza para realizar una higiene bucodental cada seis meses con el objetivo de eliminar la placa bacteriana.
Además, también es conveniente seguir una serie de pautas para evitar el contagio. Entre ellas destacamos la importancia de tener el cepillo libre de bacterias y virus con el objetivo de ayudar a disminuir el contagios con los cepillos de las personas que están cerca.
Recuerda que tu dentista puede ser determinante en la lucha contra las infecciones antes, durante y después de la enfermedad. Cepillarse los dientes después de cada comida, usar hilo dental y utilizar colutorios adecuados a nuestras particularidades es clave mantener una buena higiene bucodental.
SUBIR